El arte como agente de socialización y bienestar en salud mental

Nerea Díez Ríos
Directores
Dr. Salvador Simó Algado. Profesor en la Facultad de Ciencias de la Salud y del Bienestar. Universitat de Vic
Nereida Canosa Domínguez. Profesora en la Facultad de Ciencias de la Salud. Universidade da Coruña

Esta investigación surge a partir del proyecto liderado por el grupo de investigación Salud Mental e Innovación Social de la Universidad de Vic – Universidad Central de Cataluña (UVic-UCC).

1. Introducción

La OMS refiere que, en la actualidad, la prevalencia a nivel mundial de los trastornos mentales está en aumento, lo que afecta a la salud de las personas con consecuencias en la esfera social, económica y en el ámbito de los Derechos Humanos (1). Además, estima que el 25% de la población mundial tendrá algún trastorno mental a lo largo de su vida (2) siendo los trastornos mentales y los trastornos ligados al consumo de sustancias, una de las principales causas de discapacidad en todo el mundo. (3)

Como recogen Castillo, Sostegno y col., el arte es una importante herramienta de inclusión y transformación social; además, constituye un espacio de expresión y desarrollo personal, que permite a las personas traspasar barreras y dificultades relacionales y comunicativas, entre otras, sobre todo para aquellas que se encuentran en situaciones de vulnerabilidad y exclusión social. (4)
Teniendo en cuenta que la Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 27 recoge que “ toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten” (5); y, como sostiene Senent, el arte es universal y puede actuar como una importante herramienta de inclusión social mejorando el bienestar, la salud y la calidad de vida de las personas; la propia enfermedad mental no debería ser un obstáculo para permitir la entrada en la creación, recepción y expresión cultural y artística. (6)

Teniendo en cuenta la concepción del arte por Bauman, como un instrumento de continuidad y de orden social, sistema coherente de presiones apoyadas sobre sanciones, de valores y normas interiorizados, que garantizan la preservación de la tradición; pudiendo entenderlos como instrumentos de control social o de emancipación. (7,8) se están desarrollado diferentes iniciativas innovadoras en nuestro país, tanto desde el ámbito social como desde el cultural, orientadas a promover la inclusión y transformación social a través del arte y la cultura. (4)

Así, en los últimos años los museos, como instituciones artísticas y culturales, han comenzado a experimentar un cambio en su concepción y objetivos. Este se percibe, sobre todo, en sus propuestas sociales, dejando de ser un espacio reservado para unas culturas y clases sociales determinadas, (9) dando luz a experiencias de grupos sociales que el sistema había situado en los márgenes, como por ejemplo, las personas con trastorno mental; utilizando el arte para poner en el centro a la persona y sus fortalezas. Esto, es el principio para avanzar hacia unas comunidades inclusivas, iniciando la transformación social y cultural y el bienestar. (10) Además, los museos, han mostrado interés a la hora de hacer más accesibles sus espacios y colecciones, favoreciendo la participación de la diversidad poblacional, atendiendo a la pluralidad y complejidad de la ciudadanía. (11)

Es importante que, desde terapia ocupacional se actúe a favor de la creación de comunidades inclusivas, trabajando para eliminar los prejuicios y el estigma social que afecta a la socialización, inclusión y bienestar de las personas con trastorno mental, favoreciendo que desarrollen un proyecto de vida según sus ocupaciones significativas. (12)
Según diversos autores, es importante que los terapeutas ocupacionales, enmarquen su práctica en un paradigma crítico, social y de justicia ocupacional, basado en la dignidad humana y en la capacidad de mejorar la realidad presente. Ante esta situación es importante tener en cuenta el arte como herramienta de inclusión y sentimiento de pertenencia a la comunidad, en la co-creación de una sociedad más justa e inclusiva, basada en los Derechos Humanos y la sostenibilidad. (7,13,14)

Por lo tanto, los terapeutas ocupacionales como actores sociales pueden contribuir al fortalecimiento de redes de apoyo y vínculos comunitarios, a través de un abordaje inclusivo, promoviendo la salud y bienestar de las personas y favoreciendo el acceso a ocupaciones significativas, (13,15) fomentando el conocimiento y la posibilidad de defender sus derechos; así como, a tener cubiertas las necesidades ocupacionales. (13,14)

2. Objetivos

El objetivo general es conocer el impacto del arte como agente de socialización, inclusión social y bienestar de un grupo de personas con trastorno mental grave de la provincia de A Coruña.
Para dar respuesta a este se plantearon los siguientes objetivos específicos:
– Conocer el grado de disfrute y participación de los usuarios en las sesiones.
– Explorar las necesidades que presentan los participantes en relación a la inclusión social y al bienestar.
– Dar voz a los significados que los participantes le atribuyen a su participación social y en ocupaciones significativas, a través del arte.
– Explorar la percepción de los participantes sobre las vivencias, experiencias e impresiones relacionadas con su participación en el estudio.

3. Metodología

3.1. Tipo de estudio
Este trabajo de investigación se planteó desde una metodología mixta.

En la investigación cuantitativa se desarrolló un estudio descriptivo transversal (16), ya que se utilizaron los resultados obtenidos a través de la escala Non-pharmacological Therapy Experience Scale (NPT-ES) para analizar la vivencia de los participantes durante las sesiones realizadas, observando lo ocurrido.

Dentro de la investigación cualitativa, este trabajo se enmarca en la teoría hermenéutica crítica, ya que permite una interpretación de los problemas a los cuales se enfrenta la sociedad contemporánea poniendo en evidencia los aspectos no funcionales y desequilibrios y previendo su evolución, así como, los cambios y transformaciones que ha sobrellevado; aspirando a convertirse en una fuerza transformadora de la sociedad teniendo en cuenta la dignidad del ser humano: todo ello, a través del acto hermenéutico que permite entender y dar sentido a lo que ha sido observado y escuchado, de manera que facilita su entendimiento. (17)

Las herramientas cualitativas utilizadas fueron: los grupos focales, la observación participante y la entrevista semiestructurada, que permitieron obtener una comprensión más profunda del fenómeno de estudio, que la que se obtendría si solo se analizasen datos cuantitativos.

3.2. Ámbito de estudio
El presente trabajo se desarrolló en colaboración con el Museo de Bellas Artes de A Coruña y con dos Centros de Rehabilitación Psicosocial y Laboral (CRPL), de la provincia de A Coruña, dirigidos a personas con trastorno mental grave.

3.3. Selección de participantes
Los participantes del estudio han sido 18 personas seleccionadas a partir de un muestreo intencionado y razonado (6 mujeres (33.3%) y 12 hombres (66.7%).

4. Resultados

4.1. Resultados metodología cuantitativa

Los participantes tienen una media de edad de 44,38 años, teniendo 34 años la persona más joven y 65 la de mayor edad.
La mayor parte de participantes se encuentra en los grupos de edad de 35 a 39 años y de 40 a 44 años representando el 56% de la muestra. Cabe destacar que no hay ningún participante que se encuentre en el rango de edad de 50 a 54 años.
Primera sesión CRPL-A y CRPL-B
El 64,7% de los participantes del estudio, prestaron siempre atención respondiendo a las indicaciones de los profesionales. El 23,5% lo hacía a menudo y el 11,8% alguna vez.
El 70,6% de los participantes expresaron siempre bienestar y placer durante la sesión, mientras que el 29,4% lo hicieron a menudo.
Más de la mitad de los usuarios (53,0%) se comunicaron siempre de forma positiva con el resto de compañeros en la sesión, tanto de forma espontánea como por indicación de los profesionales. El 23,5% lo hizo a menudo y los restantes (23,5%) alguna vez.
Cabe destacar que ninguno de los participantes mostró indicios de displacer ni rechazo durante el transcurso de la sesión.
Segunda sesión CRPL-A y CRPL-B
Del total de usuarios, un 75,1% participó siempre, un 16,6% lo hizo a menudo y solo uno (8,3%) lo hizo alguna vez, mostrando interés y formando parte de forma activa durante las actividades.
El 83,3% expresó siempre bienestar y placer en sus palabras y acciones y, el resto, un 16,7%, lo mostró a menudo.
Cabe destacar que un elevado número de usuarios se relacionaron con sus compañeros y la alumna durante la sesión, representando estos el 91,6% de la muestra.
Solo un participante mostró displacer en algún momento ya que recordó una experiencia trágica de su vida, recuperándose rápidamente.

4.2. Resultados metodología cualitativa

El arte como agente de socialización
En esta categoría se reflejan las percepciones que manifestaron los participantes, sobre la contribución que les produjo el arte en relación a su inclusión y participación social en la comunidad.

De esta categoría subyacen seis subcategorías: trabajo en equipo, creación de redes de apoyo, empoderamiento, pertenencia a la comunidad, estigma y la relación del arte con el trabajo como ocupación significativa.
La totalidad de los participantes destacan las ventajas que aporta el trabajar en equipo (19,4%) en las actividades, resaltando la cooperación y el beneficio para conseguir un objetivo común.
“Porque trabajando en equipo y poniéndote en consenso se hacen mejor las cosas […] una persona te puede aportar una idea que puede venir bien para el cuadro” (B2)
“A mí me pareció una cosa buena trabajar en equipo, porque somos diferentes y varias personas nos unimos en una sola para hacer el cuadro” (B3)
Resaltan la importancia de crear redes de apoyo (13,9%) para fomentar la independencia, la inclusión y la participación social.
Estas redes sociales aportan un significado de unión con los demás y favorece el sentimiento de pertenencia e inclusión social. (18)
“Ir al museo, nos hace meternos en el sitio donde está situado el local en el que hay un montón de gente para verlo […] y así nos ven como personas porque no saben los diagnósticos, conociéndonos y relacionándonos todos igual.” (B3)
” Estas actividades nos hacen salir de casa para ir hasta donde está el museo. Y quedar con los amigos allí, ir al museo, volver en el bus, que la gente no sabe coger un bus, nos hace más independientes”. (B1)
“El arte impulsa el compañerismo y coger más confianza entre nosotros” (A2)
Cabe destacar el importante papel del empoderamiento (11,1%) al que, aunque no se preguntó directamente en las conversaciones, los participantes hicieron alusiones en varias ocasiones.
“A través de estas actividades, soy más independiente. Tengo que salir de casa y así no me como la cabeza, yo sola hacer las cosas.” (B5)
“Veo que hago bien las cosas…veo que valgo para esto, veo que estoy ayudando y gracias a mí estas personas están mejor” (C1)
También, hacen referencia a la oportunidad de participar en la comunidad (15,3%), sintiéndose parte de la misma con igualdad de oportunidades.
“El arte también ayuda a que la sociedad te empiece a ver de una forma diferente”. (B4)
“Yo me siento más parte de la sociedad y familia… la familia también es muy importante”. (B5)
Los participantes, además, indican que el estigma (18,1%) es una de las barreras sociales más importantes que dificulta su participación e inclusión en la sociedad; y hacen alusión a la necesidad de luchar para que exista una igualdad de oportunidades.
“Para empezar a quitar barreras […] hay que empezar por uno mismo y luego si vas conociendo gente, hablarle con toda la normalidad del mundo y explicando las cosas.” (B2).
“Habría que empezar por la educación, en los colegios, hablando de la enfermedad mental para que se vaya cambiando, porque si no se empieza desde la base no se consigue nada […] esto se puede hacer a través del arte. Poner ejemplos de gente que estaba “p´alla” y eran grandes artistas como Van Gogh” (B5)
“Yo creo que a través del arte sí que se puede disminuir este estigma porque, la gente que está allí, no se saben los diagnósticos ni nos conocemos, y nos relacionamos todos igual.” (B2)
Finalmente, los participantes refieren que el trabajo (5,5%) es un medio muy importante que favorece esta participación social, resaltando que, además, es la ocupación más importante y significativa en la edad adulta que afecta en todas las facetas de la vida diaria.
“Este trabajo me gusta mucho… porque yo pinto y… me gusta muchísimo el arte y me gusta mucho también digamos… las manualidades… es un trabajo estupendo” (C1)
“Este trabajo es muy importante, me siento útil y siento que estoy aportando algo […]. Desde que tengo este trabajo siento que fui como ellos, pero ahora ya no lo soy… es un poco duro decirlo… pero yo noto… yo noto que soy normal.” (C1)

Bienestar
En esta categoría, se puede observar como los participantes expresan los beneficios que les aporta el arte en relación a su bienestar (16,7%) social y/o psicológico, así como, los beneficios que les aportó el asistir a estas actividades. Expresan que el arte les ayuda a liberarse, a sentirse mejor, son felices y les ayuda a relacionarse.
“Las actividades relacionadas con el arte son muy positivas porque nos liberamos muchísimo. Sacamos todo lo malo de dentro.” (B3)
“Los usuarios mientras están realizando el cuadro en grupo, sonríen y cantan de forma espontánea. También empiezan a describir vivencias de años anteriores que comparten con el resto de compañeros” (D1)

4.3. Interpretación y triangulación de los resultados
En los resultados cualitativos se puede apreciar que existe consonancia entre los obtenidos en la entrevista semi-estructurada y los grupos focales, así como, las observaciones recogidas en el cuaderno de campo durante la investigación.

En la Tabla I se contempla la relación de las categorías emergentes y el número de citas, que surgieron durante la investigación, que las apoyan, aportando matices complementarios que no se contradicen entre sí. Las citas no solo se repiten, sino que también se repite el sentido del discurso.
Tabla I: relación de categorías y citas
Categoría Subcategoría Número de citas %
Agente de socialización
Trabajo en equipo 14 19,4
Redes de apoyo 10 13,9
Empoderamiento 8 11,1
Participación en la comunidad 11 15,3
Estigma 13 18,1
Trabajo como ocupación significativa 4 5,5
Bienestar 12 16,7
Total: 72 100,0

Es relevante el impacto que tiene este programa en la participación social de los usuarios, rompiendo la situación de exclusión en la que se encuentran y de la que son conscientes (resaltando continuamente en sus discursos la dificultad que la sociedad les plantea por el estigma existente), y facilitando la interacción social destacando las relaciones de ayuda entre ellos.

Además, se pudo apreciar como mejoró su bienestar a partir de participar en las diferentes sesiones, expresando que se sienten mejor, son felices y que el arte les ayuda a liberarse y a relacionarse. También, se estimula la orientación y evocación de recuerdos, que compartieron en todo momento con el grupo; es importante la cercanía de este disfrute con el aprendizaje: “Esto ameniza, aprendemos muchas cosas, estos talleres nos activan” (B4).

La valoración del programa es muy positiva por parte de los participantes y los profesionales de los CRPL: “Este programa es muy enriquecedor y positivo. Nos ayuda mucho, ojalá se vuelva a hacer” (C1). “Pensamos que lo que hiciste es muy interesante, una perspectiva desde la que nunca habíamos abordado estas cosas. Esperamos que vuelvas pronto y sigas por esta línea. Es precioso, les viene de maravilla” (profesional CRPL).

Los participantes proponen en varias ocasiones alargar la duración de las sesiones, así como el número de las mismas: “Fueron muy poquitas y duraron poco, estuvieron muy bien, pero tienes que volver más veces. Nos lo pasamos genial” (A1)

Estos resultados cualitativos muestran consonancia con los resultados cuantitativos de la escala NPT-ES, a nivel de: la elevada participación de los usuarios, expresión de disfrute, bienestar y placer durante las sesiones, destacable comunicación y relación entre ellos y nulo displacer y rechazo.

5. Discusión

El objetivo ha sido conocer el impacto del arte como agente de socialización, inclusión social y bienestar en un grupo de personas con trastorno mental grave de la provincia de A Coruña.
Es importante desarrollar enfoques de investigación que, no solo incorporen la dimensión cuantitativa, sino que también destaquen la voz de las personas con trastorno mental desde enfoques cualitativos. Así, se hacen visibles los procesos y vivencias que proporcionan herramientas para actuar de forma eficaz y holística con estas personas que, como se refleja en la literatura, con frecuencia, se encuentran muy medicalizadas y desatendidas (19).

Los resultados son coherentes con la revisión de la literatura científica. Así, De Vecchi y col. en el año 2015, identificaron el arte como uno de los temas más importantes en la recuperación de las personas con trastorno mental, concluyendo que la participación artística proporciona a las personas un entorno social creativo y promueve el empoderamiento y la autoconfianza, haciendo hincapié, en la potencial contribución que supone para combatir el estigma y proporcionar un mayor número y calidad de redes de apoyo. (20)

Así mismo, Sapouna y Pamer, en su estudio “The transformative potential of the arts in mental health recovery- an Irish research Project” publicado en el año 2016, indican que el arte en la atención de salud mental favorece unas condiciones propicias para la recuperación y contribuye al bienestar y la inclusión social de los participantes, adoptando roles sociales significativos y satisfactorios en sus comunidades. Además, la participación en los talleres artísticos rompió completamente la monotonía de la vida hospitalaria y la exclusión y aislamiento social. El arte es un medio para reconocer el potencial de las personas y ayuda a expandir las redes sociales aportando un espacio donde se fomenta la expresión creativa. (21)

El estudio de Costa y col., “Arte, cultura e cuidado nos centros de atençao psicossocial”, concuerda con los resultados obtenidos en esta investigación. Estos destacaron que, a partir de las actividades realizadas en los Centros de Atención Psicosocial de São Paulo a través del arte, se han potenciado las relaciones sociales en diferentes escenarios de la vida de las personas participantes, y favorecido la instauración de nuevas formas sociales de convivencia. (22)

Por otra parte, Dorota, concluyó en su investigación publicada en el año 2016, que existe una relación directa entre la asistencia a eventos artísticos, la salud y el bienestar de las personas. Este estudio, proporcionó una justificación para fomentar el uso de la participación cultural como medida de promoción y mejora de la salud y el bienestar. (23)

Por otro lado, el trabajo, además de ser un derecho para todas las personas con o sin discapacidad, genera grandes beneficios, principalmente hace partícipes a las personas en la vida en la comunidad, favoreciendo la inclusión social y sentido de pertenencia, (24) tal y como reflejan los participantes en esta investigación.

Se han encontrado diferencias significativas entre el sexo y edad de los participantes del estudio, que fueron mayoritariamente hombres de entre 35 a 44 años, y el promedio de otras investigaciones y diferentes estudios epidemiológicos, que concluyen que la prevalencia de trastornos mentales es mayor en mujeres que en hombres y en el grupo de edad de entre 50 y 64 años. (25,26)

El ser humano es un ser ocupacional ya que la ocupación humana es una necesidad intrínseca básica. (27,28). Es muy importante que las personas tengan acceso a ocupaciones significativas, entendiendo estas como aquellas que tienen en cuenta sus necesidades, intereses y valores (29). Además de involucrar a las personas en los centros de arte y cultura, como los museos, es muy importante también, acercar estos centros a las instituciones donde se encuentran los usuarios, tal y como se hizo en esta investigación. Un buen ejemplo es el proyecto de Ulán, Belver y col. (30) basado en el visionado y comentario de obras artísticas y la producción de arte a partir de la técnica del cianotipo (procedimiento fotográfico monocromo que consigue una copia del original en un color azul de Prusia).

Es fundamental movilizar los recursos de la comunidad teniendo en cuenta las capacidades de los propios usuarios. Lo esencial es garantizar que las actividades relacionadas con el arte dignifiquen a las personas y sean ocupaciones significativas que les aporten calidad de vida, siendo un instrumento de bienestar e inclusión social en el marco de la creación de comunidades más inclusivas. (10)

Por último, se ha planteado como la manifestación y defensa del rol que las personas con trastorno mental pueden tener en la comunidad, como lo que son, ciudadanos de pleno derecho con habilidades para aportar a la misma y disfrutar del arte, (31) sobre la aportación que los centros de cultura y arte pueden hacer, desde un paradigma inclusivo y emancipador que favorece la socialización y bienestar de las personas de la comunidad.

Este estudio presenta diferentes limitaciones que serán contrarrestadas en futuras líneas de investigación: durante este proceso se han perdido participantes de la primera sesión a la segunda por problemas personales; además pueden existir dificultades para extrapolar los resultados obtenidos a otros contextos, por lo que se realizó una descripción rica y profunda del proceso y contexto de investigación para que el lector pueda valorar si los resultados son extrapolables o no.

Este trabajo es una primera toma de contacto que presenta resultados prometedores e interesantes para continuar en una investigación futura en esta línea.

Esta se centrará en la necesidad de realizar sesiones, no solamente en los propios CRPL, sino también en diferentes museos y otros contextos. También es importante aumentar el número de participantes e, incluso, de diferentes áreas geográficas; aumentando el número de sesiones, así como su duración en el tiempo, lo que favorecería a generalizar los objetivos alcanzados en otros contextos de la vida diaria de los participantes y la sociedad.

6. Conclusiones

Las sesiones realizadas favorecieron el establecimiento de conexiones entre las vivencias personales y la evocación de recuerdos de los participantes, implicándose en una actividad significativa que promovió su desarrollo personal. También, se fomentó la intervención, cooperación, comunicación y participación social.

Los participantes valoraron de forma muy positiva las actividades realizadas, destacando su disfrute, relación con los demás y bienestar durante las mismas.

Esta investigación pone de manifiesto como el arte es un instrumento importante para el bienestar y participación social de las personas con trastorno mental; siendo necesario fomentar la participación de las personas en los espacios de arte, tanto en la comunidad como en las propias instituciones en las que se encuentren, potenciando la tendencia actual de creación de museos accesibles e inclusivos.

7. Bibliografía

1. Organización Mundial de la Salud. OMS. Trastornos mentales [Internet]. WHO. World Health Organization; 2016 [citado 24 de marzo de 2017]. Disponible en: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs396/es/
2. Organización Mundial de la salud. Mental Health: Facing the Challenges, building solutions. [Internet]. Report from the WHO European Ministerial Conference, editor. Copenague; 2005. 195 p. Disponible en: http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0008/96452/E87301.pdf
3. Organización Mundial de la salud. OMS. 10 datos sobre la salud mental [Internet]. WHO. [citado 24 de marzo de 2017]. Disponible en: http://www.who.int/features/factfiles/mental_health/mental_health_facts/en/
4. Castillo R, Sostegno R, López-Arostegi R. Arte para la inclusión y la transformación social. Sector O del T, Bizkaia D, editores. Equipo del Observatorio del Tercer sector de Bizcaia. Bizkaia; 2012. 1-83 p.
5. ORGANIZACIÓN NACIONES UNIDAS. Declaración Universal De Derechos Humanos. 1948;(3):1-5.
6. Senent JM. Intervenció Social Comunitària a través de les Arts i la Cultura. En: Centre Cultural La Nau de València., editor. Jornades Cultura inclusiva : intervenció social des de les pràctiques artí siques. Valencia; 2016.
7. Algado SS. Terapia ocupacional, cultura y diversidad. Cad Ter Ocup da UFSCar [Internet]. 2016;24(1):163-71. Disponible en: http://doi.editoracubo.com.br/10.4322/0104-4931.ctoRE0677
8. Bauman Z. La Cultura como Praxis. Paidos Studio, editor. Buenos Aires; 2002. 374 p.
9. Ministerio de Cultura. Museo e inclusión social. Rev del Com Español ICOM.
10. Carnacea Cruz Á. Arte, participación y visibilidad. En: Centre Cultural La Nau de València, editor. Valencia; 2016.
11. Coca Jiménez P. Proyectos educativos de carácter inclusivo en museos de arte contemporáneo. En: Centre Cultural La Nau de València, editor. Valencia; 2016.
12. Algado SS, Rodríguez ÓS. Salud mental, estigma y ocupación. Oscar Sánchez: una vida ocupándose de aprender para construir el bienestar. Rev electrónica Ter Ocup Galicia, TOG. 2014;11(20):30.
13. Simó S MN. El retorno del hombre de maíz. Rev Inf la Asoc Prof Española Ter Ocup. 2002;28:30-5.
14. World Federation of Occupational Therapist. Guiding principles on diversity and culture. 2009; Disponible en: www.wfot.org
15. Simó, S PN. Terapia Ocupacional sin fronteras. En: Elsevier, editor. 1a. Reino Unido; 2007. p. 85-97.
16. Pita F. Tipos de estudios clínico epidemiológicos. Medicina (B Aires). 2001;1-9.
17. Gamboa R. El papel de la teoría crítica en la investigación educativa y cualitativa. Rev Electrónica Diálogos Educ [Internet]. 2011;(21):48-64. Disponible en: http://www.umce.cl/~dialogos/n21_2011/gamboa.swf
18. Ruiz San Martín V. El apoyo social en salud mental: estudio sobre la relación entre la percepción de las personas con Enfermedad Mental Grave y Prolongada , sus familias y los profesionales del trabajo social. Trabajo FIn de Grado. Valladolid; 2015. p. 1-79.
19. de la Cuesta Benjumea C. Investigación cualitativa y Enfermería de Salud Mental. Enfermería en salud Ment. 2007;3(6):1-13.
20. De Vecchi N, Kenny A, Kidd S. Stakeholder views on a recovery-oriented psychiatric rehabilitation art therapy program in a rural Australian mental health service: a qualitative description. Int J Ment Health Syst [Internet]. 2015;9(1):11. Disponible en: http://www.ijmhs.com/content/9/1/11
21. Sapouna L, Pamer E (Rudie). The transformative potential of the arts in mental health recovery – an Irish research project. Arts Health [Internet]. 2016;8(1):1-12. Disponible en: http://www.tandfonline.com/doi/full/10.1080/17533015.2014.957329
22. Galvanese ATC, Nascimento A de F, DOliveira AFPL. Arte, cultura e cuidado nos centros de atencao psicossocial. Rev Saude Publica [Internet]. 2013;47(2):360-7. Disponible en: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0034-89102013000200360&lng=pt&nrm=iso&tlng=en
23. Węziak-Białowolska D, Białowolski P. Cultural events – does attendance improve health? Evidence from a Polish longitudinal study. BMC Public Health [Internet]. 2016;16(1):730. Disponible en: http://bmcpublichealth.biomedcentral.com/articles/10.1186/s12889-016-3433-y
24. Pulido FR, Diaz MNR, Ramírez MCG. La integración laboral de las personas con trastorno mental grave. Una cuestión pendiente. Psiquis (Mexico) [Internet]. 2004;25(6):26-43. Disponible en: http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=true&AuthType=ip,cookie,url,uid&db=psyh&AN=2005-00797-003&lang=es&site=ehost-live
25. Plan de salud de Cantabria 2014-2019. Cantabria; 2014. p. 1-46.
26. Ministerio de sanidad servicios sociales e igualdad. Plan de Salud 2013-2018. Estrategia de salud mental. Asoc Cántabra Pro Salud Ment [Internet]. 2009;(2):50. Disponible en: http://www.ascasam.org/bajando.php?ruta=descargas/plan_salud_13_18_01.pdf
27. Wilcock A. A theory of the human need for occupation. J Occup Sci. 1993;1(1):17-24.
28. Simó Algado S, Urbanowski R. El Modelo Canadiense Del Desempeño Ocupacional I. TOG [Internet]. 2006;3:1-27. Disponible en: http://www.revistatog.com/num3/pdfs/ExpertoI.pdf
29. Simó Algado S, Rodriguez Gregori JM, Egan M. Spirituality in a refugee camp. Can J Occup Ther. 1997;138-45.
30. Ullan AM, Belver MH, Badia M, Moreno C, Garrido E, Gomez-Isla J, et al. Contributions of an artistic educational program for older people with early dementia: an exploratory qualitative study. Vol. 12, Dementia (London, England). 2013. 425-446 p.
31. ENOTHE. Ciudadanía: explorando la contribución de Terapia Ocupacional. 2013;4-6.